La mujer en la nevera

Sí. Este día tenía que llegar. El día en el que hablábamos sobre eso tan violento e innecesario que lo único que demuestra es pereza y una copiosa falta de originalidad.

Hace unos días Rocío Vega nos hablaba de los clichés que odia leer en la literatura fantástica en este artículo, y no puedo estar más de acuerdo con ella.

Lo que os traigo hoy es un poco peliagudo. Es un tópico, y habitual en cualquier género de ficción. No es la primera vez que se habla de ello, pero quería hacerlo. Os voy a hablar de esa manía que tienen los escritores (incluidos los guionistas de cine) de hacer daño a la mujer/novia/hermana/hija del protagonista para perjudicar a este. Algo recurrente y dañino hasta la saciedad. <<Vamos a destrozar la integridad de esta mujer, que poca cosa aporta a la trama salvo sufrir cuando le toca, para hacer sufrir a su vez a nuestro prota.>>

Hace poco Juan Cuadra escribía este artículo-reseña de The Killing Joke donde el Joker tortura a Bárbara Gordon (hija del teniente Gordon) y luego le hace fotos desnuda para enviárselas a su padre y demostrar a Batman que cualquiera puede volverse loco. Este es un gran ejemplo de violencia injustificada contra un personaje y Juan lo deja absolutamente claro.

Hace un par de días vi una película que no hubiera elegido si hubiera tenido alguna otra cosa para visionar. La película en cuestión es El regalo (The gift), escrita y dirigida por Joel Edgerton, que también es uno de los protagonistas y que recibió un premio en Sitges por su interpretación. La crítica la ha tratado bastante bien.

el-regalo-the-gift-cartel-1

A continuación comienzo a desgranar la película hasta llegar al momento que me recordó que debía escribir esta entrada, así que si tienes intención de verla no sigas leyendo.

La película es un thriller psicológico que comienza con una pareja exitosa (Simon y Robyn) que se acaba de mudar a California. Se nos cuenta que quieren tener hijos y que Robyn ha sufrido un aborto y ha tenido depresión.

Entra en escena un antiguo compañero de instituto de Simon: Gordon, que aparece por la casa sin previo aviso estando Robyn sola, o dejando regalos junto a la puerta. La cosa acaba yendo a más. Cenas extrañas, la desaparición de su perro y otros pequeños incidentes que hacen que la pareja llame a la policía.

Llegando al final ocurre algo: Robyn, que está casi desquiciada por la presión psicológica llega a casa después de correr y, mientras se bebe un zumo, se desmaya. Poco después descubre que Simon no era la persona que creía y que la razón por la que Gordon los acosaba era porque su marido había sido un abusón en el instituto hasta el punto de hacer que sacasen a Gordon del instituto por inventar una historia sobre el chico que acaba convirtiendo su vida en un infierno, incapaz de superar el pasado.

Robyn se queda embarazada antes de descubrir que su marido es una persona despreciable. Durante el embarazo apenas tienen noticias de Gordon. Pero, aquí viene la bomba predecible y horrenda, cuando Robyn da a luz a su bebé, Simon está con ella en la habitación y ella le dice que no quiere volver a casa con él (Obvio, porque es una persona horrible, como ha descubierto hace unos meses). Así que Simon se marcha a casa y allí, junto a la puerta, encuentra un regalo. Entra y lo abre, es una sillita para el bebé. Dentro hay otros tres paquetitos, sin entrar en muchos detalles el último de ellos es un dvd de una grabación donde podemos ver a Gordon entrando en casa después de ver como Robyn se desmaya. Se acerca a ella y se sienta encima, también se ve como le toca por encima de la ropa. La grabación se acaba mientras nos muestran un plano de Simon llorando.

Después de esto Simon corre al hospital y no encuentra a Robyn en la habitación así que se dispone a buscar a Gordon (su mujer ya qué más da). Habla con él por teléfono y este le dice que la violó, o no. Nunca lo sabrá, aunque le dice que mire al bebé, que sus ojos dicen la verdad. (Simon tiene ojos claros y Gordon tiene los ojos de color marrón oscuro). Así que Simon corre en busca del bebé para comprobar si han mancillado a su mujer, porque eso es lo que importa.

Dejando a parte que la violación ya se ha producido, habiendo o no penetración; la única víctima en esta historia es Robyn, quien es ajena a todo. ¿Es eso justo para el personaje? En este caso se está usando la violación para hacer daño al hombre. Se le está castigando por haber sido un gilipollas en el pasado (y seguir siéndolo en el presente), y qué mejor forma que violando a su mujer.

greenlantern_02_300_8430

Green Lantern #54 fue el comic que dio nombre al tópico de la mujer en la nevera.

Si estás pensando secuestrar a la mujer, novia, hermana o hija de tu protagonista masculino para luego torturarla, violarla y destrozarla solo para hacerle daño al hombre y/o que este tenga una razón para moverse dentro de la historia, levantar el culo y buscar venganza, pisa el freno. Dale a tu personajes femeninos algo más que hacer en la trama que ser la víctima que sirve como detonante de la acción del héroe o protagonista. Esto no es original, tiene un nombre: La mujer en la nevera, (sobre lo que puedes leer aquí, y aquí sobre escribir personajes femeninosy ha sido repetido una y otra vez en literatura, comics y cine hasta la ridiculez.

 

Trata a tus personajes con respeto y no los uses como mera excusa, tus lectores te lo agradecerán, y yo también, siendo sinceros.

Y hablando de violación, por favor no lo uses para que tu personaje femenino avance y cambie, se vuelva fuerte y vengativa. Es repetitivo y tu personaje se merece algo mejor.

Espero escribir una próxima entrada feliz, sobre cosas bellas como el #LeoAutorasOct. 😀

¡Nos vemos!

 

 

6 comentarios en “La mujer en la nevera

  1. Nicholas Avedon dijo:

    No lo habia pensado desde ese ángulo y lo cierto es que tienes razón, reduce al personaje a una simple excusa. Ya no es por un tema de machismo/feminismo, ya es que desde el punto de vista literario es un mal personaje. Aunque en el caso de la película es exagerado, porque se manipula emocionalmente de lo mas burdo. Además que los bebés hasta los 15-20 meses no tienen el color de ojos definitivo 😀 ya sé de una película que NO veré.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s