Begoña Pérez Ruiz, #AdoptaUnaAutora

Desde que adopté a mi primera autora, Karin Tidbeck, tenía claro que habría una segunda vez, y pasando los meses estaba cada vez más convencida de que quería adoptar a una autora hispanohablante. ¿Por qué? Porque la mayoría de lo que leo son traducciones de autoras y autores anglosajones, y siento que necesito leer más escritos en mi idioma, como escritora y lectora. También porque creo que en España se está haciendo un flaco favor a los escritores nativos, sobre todo cuando nos metemos en el género fantástico, terror y ciencia ficción, y si nos ponemos a contar las autoras publicadas por editoriales en nuestro país, nos llegan los dedos de las manos. (Menos Cerbero, que son para tirarles dinero a la cara día sí y día también)

Por eso, cuando hace una semana y poco hablé con Carla para adoptar a otra autora, ella me pasó el enlace actualizado de las escritoras aún por adoptar y cuál fue mi sorpresa que Begoña estaba ahí.

Conocí a mi autora adoptada hace meses por una video reseña de Azul, el poder de un nombre, en Youtube. Me quedé con la copla del libro y de la autora y justamente el mismo día en twitter apareció en una interacción común. Casualidad o no, me encantó conocerla en ese momento. Es un amor de persona y además es una escritora que se merece tener visibilidad, así que aquí estoy para hablaros de ella.

Begoña Pérez Ruiz nació en 1972 en Colombes (Francia), pero a los pocos meses su familia se mudó a Getafe, donde vive desde entonces. Es la segunda de cuatro hermanos (dos chicas y dos chicos).

IMG-20160710-WA0000

Begoña presentando Azul en La semana negra de Gijón.

Como toda escritora, comenzó amando la literatura desde bien joven. En la biblioteca del colegio descubrió a Gloria Fuertes y el cuento ilustrado de Ferdinando el toro. En su casa apenas había libros así que Begoña disfrutaba cuando visitaba a su tío en Irún, que contaba con una biblioteca popular llena de novelitas de a duro y algún que otro libro curioso. Gracias a esto y a las bibliotecas públicas pudo saciar su deseo por la lectura. 

El comic y el cine la influyeron por encima de cualquier cosa como lectora y escritora.

Como no tenía mucho dinero de niña lo que hacía para poder leer era cambiar, un sistema que existía en mi lejana niñez y que mantenían algunas librerías-papelerías. Tú ibas allí y por unas pocas pesetas podías cambiar el cómic que traías por otro. Así pude leer muchos cómics de superhéroes y aventureros, que era lo que me apasionaba.

Las dos primeras películas que vi cuando mi hermana mayor me llevó al cine fueron: “El hijo de Godzilla” (amor incondicional a este “lagarto” desde entonces) y “Star wars” (la primera de todas). Ver volar al Halcón Milenario solo me reforzó mi idea de que lo mejor para mí era seguir mirando a las estrellas, más que al mundo gris que me rodeaba.

Desde niña comenzó escribiendo poesía y cuentos inspirados en libros que la apasionaban —lo que ahora se conoce como fanfic—. En la adolescencia escribía también guiones para cómics y decidió escribir una carta, que se publicó en un número de Batman, donde buscaba ilustrador para plasmar en viñetas aquellos guiones. Aquello provocó reacciones de todo tipo por parte de hombres, pues por entonces no había muchas mujeres aficionadas al cómic en nuestro país —al menos de forma pública—. El que sería su marido contactó con ella y se ofreció como dibujante, y ella bromea “Mis dos hijos deben su vida a Batman.”

Poco después Begoña comenzó con la creación de fanzines. Ya por entonces era fan absoluta del terror de Lovecraft así que el primero fue Lovecraft dossier, un fanzine que vendió en librerías especializadas y llegó a las 300 unidades.

Luego decidí crear un club a nivel nacional, ya por aquel entonces me carteaba (sí, no existían los mails) con un montón de chicos (sí, ninguna otra chica) aficionados al terror cósmico. Así cree el club “Los diletantes de Lovecraft” y me “autoproclamé” directora (ninguno de mis hombres se quejó).

Con El club de Los diletantes de Lovecraft publicó otros 7 números del fanzine. Este año se cumplen 20 años desde su primer número, así que Begoña se ha decidido a sacar un número especial como reto.

delirantes fanzine

Indagando en internet encontré varias fotos de los fanzines. Uno de ellos en una web de coleccionistas.

En paralelo al fanzine de Los diletantes de Lovecraft, publicó otros como Cartas desde Innsmouth y Malpertuis, dedicado a la literatura pulp junto a su marido, Jose.

Estudió Biblioteconomía y Documentación y estuvo trabajando en diversas librerías. También ha trabajado como lectora profesional para editoriales como SM y Versátil.

Con el nacimiento de sus hijos estuvo un tiempo sin escribir, retomándolo hace unos cinco años. Como lectora ama la ciencia ficción, especialmente la Space-opera palomitera, así como la CiFi más reflexiva, filosófica y de crítica social. También adora el terror.

IMG-20160206-WA0003

En la Casa del libro de Gran Vía.

Algunas de sus autoras preferidas son Leig Brackett, C.L. Moore, C.J Cherryh y Lois McMaster Bujold; y como cuentistas Ray Bradbury, Richard Matheson o Fredrick Brown.

En 2015, Éride Ediciones publicó lo que sería su primera novela Azul, el poder de un nombre. Samidak. Una novela híbrida entre la fantasía y la cienciaScreenshot_2017-03-16-14-35-33-1 ficción young adult, cuya segunda parte se encuentra ya en fase de corrección.

El pasado mes se publicó su antología Cuentos del mañana para ayer, también por Éride. Una colección de cuentos en su mayoría de ciencia ficción clásica.

Entre sus futuros proyectos se encuentran la tercera entrega de Azul, una novela de fantasía oscura, una distopía llamada Los empáticos y una antología con diversos autores amigos, en su mayoría escritoras, llamada Las damas (y los caballeros) de los colores.

También dirigirá un club de lectura dedicado al género de la CiFi en Madrid a partir de otoño y está en proceso de crear una asociación cultural para sacar adelante una editorial (Heroik).

En próximas entradas os contaré alguna cosa más sobre futuros proyectos de Begoña, habrá reseña de Azul, además de un análisis del idioma creado para la novela (porque adoro los conlangs, como sabéis). También estoy planteándome organizar una lectura conjunta de Cuentos del mañana para ayer, pero será ya para verano, puede que julio-agosto (?) 🙂

4 comentarios en “Begoña Pérez Ruiz, #AdoptaUnaAutora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s