La libertad de expresión y la ficción

Hace unos días Sandra, del blog Mi rincón de libros y yo, escribió esta reseña sobre la novela de Jamie McGuire, Maravilloso desastre. Una novela que bien parece de la familia de After y derivadas, de esas que romantizan las relaciones tóxicas, donde chica conoce chico malo y rebelde, se enamora de él y comienza una relación con la esperanza de que el chico cambie y sea maravilloso. En el artículo, Sandra analiza las razones por las que la novela es tóxica, con capturas de las propias páginas del libro.

En los comentarios a la reseña había de todo. Comentarios de apoyo, felicitandola por una reseña tan elaborada; pero también había comentarios de fans de la autora que la defendían con uñas y dientes y otras personas que habían leído el libro, les había gustado y no entendían el por qué de tanto revuelo si vivimos en un lugar donde existe la libertad de expresión.

Me fascina la capacidad de según qué personas para sacar a relucir la libertad de expresión cuando más les interesa. Como cuando alguien célebre y con gran influencia cree estar haciendo un chiste y en realidad es más un comentario desafortunado sobre la violencia machista, la lucha por los derechos LGTB o lo que toque ese día. Después ocurre que la gente se tira al cuello de las personas afectadas que le han manifestado su desaprobación porque son unas feminazis y unos no se qué y la libertad de expresión y bla bla.

Que una persona con cierta influencia haga una declaración, un chiste o un comentario fuera de lugar sobre un tema sensible y las personas afectadas se le tiren al cuello es normal. Es una consecuencia de haber dicho lo que se haya dicho. Es decir, si alguien ejerce su libertad para decir que algo es una tontería o para hacer un chiste, cualquier otra persona tiene todo el derecho del mundo de ejercer su libertad para decirle a esa persona que lo que ha dicho es horrible y que estaba mejor callado.

Lo mismo ocurre con este tipo de contenido. Una novela como esa, que ensalza, romantiza y banaliza las relaciones tóxicas, dentro de las que conviven los celos, el acoso, la violación y el maltrato psicológico y a veces el físico, es una novela que lo promueve y lo normaliza. Esto hace que muchos adolescentes crean que las relaciones afectivas deben ser así, que el amor tiene que doler, y que un chico puede hacerte sufrir, pero es porque te quiere de verdad.

tumblr_n6vxt3Q3sq1r71jcqo1_500

Estos dos no pueden ser más tóxicos. (No he podido evitar colar a Leo porque ❤ )

Normalizamos y romantizamos todo esto cuando describimos comportamientos tóxicos dentro de la relación y además no los condenamos. A mi parecer cuando mostramos una relación de este tipo debemos dejar claro que es algo repudiable, condenable y que debemos eliminar de la sociedad.

Porque la ficción no es solo ficción, y es algo de lo que ya ha hablado Rocío Vega aquí.

Existe una base de creencias sobre la que cimentamos nuestro contenido, sean novelas, artículos, videos de Youtube, películas o series.

Cualquier producto de entretenimiento influye de alguna manera sobre aquellos que lo consumen. No es solo ficción.

Ojo, que no me refiero a que eliminemos a todos los asesinos en serie de los relatos de terror. No creo que un videojuego violento pueda fomentar la violencia sin más. Pero sí creo que la forma de contar las cosas influye en la recepción del mensaje.

Banalizar, por ejemplo, el acoso o los celos; o hacer que la violación de una mujer sirva de gatillo para cualquier otra acción, además de estar trillado, por desgracia, es un error que siguen cometiendo muchos escritores y escritoras. Es en este momento, cuando hago esta afirmación, un montón de personas se sienten incómodas porque leen que quiero coartar la libertad de expresarnos y de crear. Creen que diciendo esto, quiero censurar todas las novelas en las que aparezcan violaciones, celos, o acoso, o caca. Y no.

quentintarantinotext

Las pelis de Tarantino no hacen apología de la violencia pero son violentas y las amo. (Ya podéis tirarme piedras)

Hacer una reseña sobre una novela que ensalza los valores machistas dentro de una relación entre adolescentes, o adultos, y sacar a relucir aquellas partes donde es más evidente, no es censura. Es un favor.

En el caso del suicidio, Jennifer Moraz ha escrito este artículo sobre cómo escribir sobre ello.

El suicidio es un tema delicado. Muchas veces se omiten este tipo de noticias para evitar el efecto Werther. Yo creo que es necesario hablar del tema pero de forma concienzuda. Romantizar algo tan grave puede ser peligroso, y esto ocurre cuando el suicidio es, en la ficción, la consecuencia de un amor no correspondido, una venganza o el final de un artista incomprendido. Con respecto a 13 reasons why, me hubiera gustado que profundizasen más en el estado mental de la protagonista. Además de dejarme hecha polvo cada capítulo, no me ha convencido del todo el tratamiento de la historia. A qué dan la verdadera importancia y qué cuestiones omiten. Pero eso ya es una opinión personal.

He visto tests sobre 13 reasons why en cuentas fan, literalmente uno de ellos decía ¿Qué personaje eres? No me queda muy claro qué respuestas tengo que dar para parecerme más al violador o al acosador o al otro que hacía bulling, la verdad.

tumblr_oov4o2ItvP1v2afcio3_540

Fan art de Hannah Baker acompañado de una muñeca con maquillaje simulando autolesiones. Ilustración de Vlad Yashin

No se trata de censurar nada, ni de que las historias sean de color de rosa donde las personas no se asesinan entre ellas ni las mujeres son violadas (aunque es discutible si esto último es justificable y necesario para la trama), pero la ficción crítica es muy necesaria para cambiar la perspectiva de las personas reales (y de las IA también, nada de IAfobia por aquí) y plantear preguntas. Se trata de responsabilidad.

¿Qué opináis vosotros sobre todo esto? Es un tema que puede resultar contradictorio al mismo tiempo que puede haber mucha diversidad de opiniones. No os cortéis y comentad aquí abajo.

4 comentarios en “La libertad de expresión y la ficción

  1. PREZ dijo:

    El tema de la libertad de expresión es muy cansino. A mi lo que me molesta especialmente es que la gente cree que se trata de un concepto abstracto y mágico que pueden usar para decir cualquier cosa cuando en realidad es un derecho redactado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos con sus artículos, sus límites y sus prohibiciones.

    ¿Cómo pueden defender y usar algo que no se saben como funciona? ¿Por qué creen que existen las denuncias por injurias? Es que no es sangre de unicornio, es un texto legal que dice literalmente “puedes decir de todo menos promover la violencia y meterte con gente por su género, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual o condición”, y eso incluye textos de ficción como dices! Es que me hierve la sangre.

    Gracias por el artículo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Logan R.Kyle dijo:

      Es que la libertad de expresión es un ser mitológico y entonces hay vía libre para fomentar el odio sin sentido.
      Además ahora se extiende la moda de que si alguien alza la voz ante comentarios que hacen daño a un colectivo (por ejemplo) o lo que sea, se está censurando; y entonces se les llena la boca con la palabra CENSURA y ya no hay vuelta atrás.
      Muchas gracias a ti por pasarte a comentar ^_^

      Me gusta

  2. Sandra dijo:

    Ayyyy gracias por una entrada así!
    Afortunadamente fueron más los comentarios positivos que los negativos porque hubo un momento en el que creí que el mundo se había vuelto loco. Y eso que en ningún momento digo que no se deberían de publicar estos libros o prohibirlos, solo menciono que ojalá se hubiera quedado en el cajón de la autora y menciono las partes tóxicas del libro …
    Creo que hay gente que se toma muy a la ligera hacer chistes sobre determinados temas, banalizar sobre ellos o romantizar comportamientos tóxicos. A mí me encantaría poder reírme de un chiste machista o un chiste homófobo, por ejemplo, del mismo modo que me encantaría poder ver un libro de estos y tomármelo como se lo toman algunos en el sentido de “Bah, es ficción, quien no lo sepa diferenciar que se vaya a un psiquiatra (esto me lo han dicho)”, pero no puedo. No puedo porque hay gente sufriendo agresiones e incluso siendo asesinada por estas causas y mientras eso ocurra, lo siento, pero no me sale la risa ni le veo la gracia.
    Estoy de acuerdo con todo lo que dices y creo que deberíamos ser más responsables con los temas que se tratan en la ficción, como se tratan, como pueden afectar en el mundo real y reflexionar y hacer crítica sobre ellos. Pero bueno, hay gente que solo acepta comentarios positivos y reseñas positivas y que lo jutifica todo con el argumento de que “es ficción”. Me parece genial que piensen así y que no vean el peligro a estos libros pero que nos dejen hacer nuestro “trabajo” a los que si lo vemos.
    Un beso y gracias por la entrada 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Logan R.Kyle dijo:

      Ay, me alegro mucho de que te guste la entrada. Es algo que además en estos días está muy en boca de todos. La libertad para poder decir lo que uno quiera sin importar el daño que pueda causar a los demás. Y tiene que haber un límite, yo creo.
      Sigue con tus reseñas, diciendo lo que piensas y la verdad ❤
      Gracias por pasarte 🙂
      ¡Besos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s